Domingo 21 de Julio de 2024

Hoy es Domingo 21 de Julio de 2024 y son las 05:27 -

1 de noviembre de 2023

Luis Pérez Companc manejó el auto de Schumacher en la gran fiesta de Ferrari

El piloto y empresario argentino aceleró la F2004 en la Ferrari Finale Mondiali de Mugello.

La Ferrari Finale Mondiali es la gran fiesta de fin de año de la Scuderia Ferrari. Es el evento donde la división de competición de la marca de Maranello celebra la final de sus diferentes campeonatos internacionales monomarca, donde se agasaja al equipo de Fórmula 1 y donde se presentan las novedades del departamento de competición para el año que viene.

Además, es una fecha ineludible para los participantes del programa F1 Clienti. Es la división que permite a los clientes más exclusivos de Ferrari comprar sus monoplazas de Fórmula 1 en desuso, para disfrutarlos en pista. El paquete F1 Clienti incluye el mantenimiento, preservación y traslado de los autos hasta el lugar donde se desarrolla cada evento.

Uno de esos clientes tan especiales es el empresario y piloto argentino Luis Pérez Companc. Estas fueron unas semanas muy activas para la familia fierrera liderada por Gregorio "Goyo Pérez Companc. Días atrás ganaron el premio "Best of Show" de Autoclásica 2023 (ver nota) y Jorge Pérez Companc ganó el exclusivo Badawi Trail en Arabia Saudita (ver nota).

Luis es el más ferrarista de los Pérez Companc y por eso no quiso perderse la Finale Mondiali, que se celebró el pasado fin de semana en el autódromo italiano de Mugello. Allí giró con la Ferrari F2004 (Chasis 234) que manejó Michael Schumacher para ganar los Grand Prix de Australia, Malasia, Bahrain, Imola y España en el 2004.

El auto salió a subasta en junio de 2005 y la familia Pérez Companc la compró en una subasta de Maranello por 2.4 millones de dólares. Por su historial deportivo, hoy se estima que ese auto multiplicó al menos 10 veces su valor de remate.

Al momento de comprar el auto, los Pérez Companc aceptaron firmar un contrato de confidencialidad. La F2004 debería permanecer bajo custodia en Maranello, para evitar filtraciones sobre sus innovaciones tecnológicas. Luis PC la pudo utilizar sólo en track days oficiales organizados por Ferrari. En 2011, por ejemplo, el hijo mayor de Goyo la usó para batir el récord histórico del circuito norteamericano de Laguna Seca (ver nota). Cuando el acuerdo de confidencialidad se flexibilizó, Pérez Companc la exhibió en Autoclásica y la usó para girar en el Autódromo de Buenos Aires (ver nota).

Además de la Ferrari de Shcumacher, Luis Pérez Companc giró en Mugello con otro deportivo de Maranello muy especial: la FXX-K Evo. Se trata de una evolución, desarrollada sólo para pista, del auto del Cavallino más redundante de todos los tiempos: la Ferrari LaFerrari. Es un laboratorio con mecánica híbrida, sobre la cual Ferrari ensaya soluciones para sus autos del futuro. Los clientes que compraron la FXX-K Evo tienen el privilegio de convertirse en "pilotos de pruebas" de Maranello.

Tiene un motor V12 6.3 combinado con un motor eléctrico. Entregan una potencia conjunta de 1.050 caballos y un torque de 900 Nm. Pesa menos de mil kilos, tiene neumáticos Pirelli PZero y frenos carbocerámicos de Brembo. Sólo se fabricaron 15 unidades de la XXK Evo, por un precio de tres millones de euros cada una. El bonus track: el valor incluye cuatro participaciones al año de ensayos en pista, junto al equipo de ingenieros de Ferrari y en los circuitos más famosos del mundo.

COMPARTIR:

Comentarios