Domingo 21 de Julio de 2024

Hoy es Domingo 21 de Julio de 2024 y son las 04:40 -

DEPORTES

3 de julio de 2024

Quién es el último argentino que corrió en la Fórmula 1 y cómo le fue

Franco Colapinto realizará la primera práctica libre del Gran Premio de Gran Bretaña y Argentina se ilusiona con volver a tener a un representante en el campeonato más importante del automovilismo. Conocé quién fue el último.

El argentino Franco Colapinto, que viene de ser segundo en el Gran Premio de Austria de la Fórmula 2, tendrá la oportunidad de manejar un auto de la Fórmula 1 durante la primera práctica libre en el próximo GP, el de Gran Bretaña. Pese a que aún es muy pronto, el buen rendimiento del piloto de Williams ilusiona con que en un futuro cercano vuelva a haber un representante del país en el campeonato de automovilismo más importante del mundo. El último fue Gastón Mazzacane, en el año 2001, pero tuvo una salida inesperada por culpa del poderío económico de Brasil. 

 

El Rayo fue la flamante contratación de la escudería Minardi para la temporada del 2000. Tras una temporada irregular allí, los dueños decidieron apostar por un joven Fernando Alonso, de apenas 17 años. Pero al año siguiente tuvo la oportunidad de volver a tener una butaca en la F1, en este caso representando al equipo Prost Acer, propiedad del mítico Alain. Su año arrancó con un abandono en Australia, continuó con un 12° puesto en Malasia y dos retiros en Brasil y San Marino, respectivamente. 

A pesar de que no fue un comienzo prometedor, su repentina salida del equipo no se debió a su rendimiento dentro de la pista. Se quedó sin su lugar antes del Gran Premio de Imola y fue reemplazado por el brasileño Luciano Burti, que venía de Jaguar. ¿El motivo? Fue impulsado por el propio Panamerican Sports News -señal que sponsoreaba a la escudería- y su coterráneo paulista Pedro Diniz, expiloto de F1 y dueño del 40 por ciento de las acciones del equipo.

En total, Mazzacane corrió 21 grandes premios: 17 en Minardi y cuatro con Prost. Completó 12 y abandonó en las otras 9. Su mejor resultado fue el octavo puesto en Nürburgring, en el año 2000, aunque en ese momento no sumaban puntos quienes finalizaban en aquella posición.

 

Desde aquel momento, el argentino que más cerca estuvo fue José María Pechito López, quien formó parte del programa de desarrollo de Renault F1 entre el 2005 y 2006, haciendo miles de kilómetros con los mismos autos con los que Fernando Alonso fue campeón mundial en aquellas temporadas. No tuvo una plaza con el equipo debido a razones políticas y a que el presidente brasileño de la casa del Rombo prefirió darle un lugar a su compatriota, Nelson Piquet Jr.

Tres años más tarde fue confirmado como uno de los pilotos de la flamante escudería US F1 Team, comandada por el periodista estadounidense Peter Windsor. Contaban con el apoyo del Gobierno argentino, que estaba dispuesto a poner dos de los ocho millones exigidos por el equipo. Sin embargo, el oriundo de Río Tercero recibió una mala noticia: el equipo no podía competir en la máxima categoría debido a que los tiempos de armado de los coches se habían retrasado. Así fue como se esfumó la posibilidad de volver a ver a un argentino en la Fórmula 1.

Pechito López Renault

Pechito López durante su etapa como piloto de Renault

Hoy los focos están puestos en Colapinto. Y con razón. El piloto de 21 años está cuajando una gran temporada en la Fórmula 2. Marcha quinto en la tabla de conductores, viene de dos segundos puestos consecutivos -en España y Austria- y de ganar la carrera sprint en Imola. Está muy bien considerado por Williams, y lo que ocurrirá el próximo viernes es una clara señal de ello. 

No será la primera vez que se suba a un auto de Fórmula 1, ya que lo hizo el año pasado en Abu Dhabi, cuando giró con el FW45 en el circuito de Yas Marina, para obtener la Superlicencia que exige la FIA.

Pese a que es prematuro analizar la posibilidad de ver a Colapinto como piloto titular en un equipo de la Fórmula 1, si continúa con este nivel sus chances se incrementarán. También podría realizar una segunda temporada en la segunda categoría, para seguir afianzándose de cara al futuro. 

Su posible ascenso no solo sería un premio para su rendimiento dentro de las pistas, sino que también sería un premio para la Argentina, que tanto dio a la F1 con un piloto como Juan Manuel Fangio, pentacampeón de la competición y considerado como uno de los mejores de la historia. Además, por allí han pasado otras glorias del automovilismo argentino como José FroIlán GonzálezOscar Gálvez o Carlos Reutemann.

COMPARTIR:

Comentarios