Jueves 18 de Abril de 2024

Hoy es Jueves 18 de Abril de 2024 y son las 20:02 -

REGIONALES

12 de enero de 2023

En lo que va de enero el Paraná ya bajó cerca de un metro

Se estima que los niveles pueden seguir descendiendo durante diez días más. No obstante, la planta de agua potabilizadora aclara que se trabaja sin inconvenientes

La bajante extraordinaria del río Paraná cursa su tercer año consecutivo y los pronósticos para los próximos días no son alentadores. De hecho, el nivel del caudal viene disminuyendo desde mitad de diciembre y en lo que va de enero el descenso fue de alrededor de un metro. Los pronósticos del Instituto Nacional del Agua (INA) anticipan que para la semana que viene los registros pueden llegar a bajar hacia los 5 centímetros. De todos modos, estiman que para mitad del otoño podrían volver a registrarse alrededor de dos metros y medio.

En diálogo con La Capital, el subgerente de Sistemas de Alerta Hidrológico del Instituto Nacional del Agua (INA), Juan Borús, advirtió que el nivel del río seguirá bajando durante los próximos diez días hasta que vuelva a estabilizarse.

En el último pronóstico del INA sobre la bajante del río Paraná, se estima que la altura puede oscilar, hasta el 24 de enero, entre los 5 y los 80 centímetros, aunque las alturas centrales se mantendrían entre los 40 y los 46 centímetros. Y a largo plazo, Borús consideró que habrá una “gradual tendencia ascendente”, aunque sin salir de los niveles de aguas bajas (inferiores a 2,40 metros).

“En principio, el escenario más probable es que en la segunda mitad del otoño estemos hablando de una condición de aguas bajas normales”, manifestó.

La sequía que azota a gran parte del país está estrechamente ligada al nivel de los ríos. Sin precipitaciones en la Cuenca del Plata, es difícil que los caudales retomen sus valores normales, mientras que los suelos siguen sufriendo el castigo de la falta de agua.

En relación a la problemática de la sequía, el especialista destacó que “la preocupación, más que en el río, está en las lluvias locales sobre provincias como Entre Ríos, Santa Fe, Buenos Aires, Formosa, Chaco y Corrientes. Las condiciones hídricas son deplorables y tienen un montón de consecuencias, especialmente la de consumo en poblaciones rurales, lejos de zonas de distribución”.

COMPARTIR:

Comentarios